7 Resoluciones para sentirte más bella y feliz en el 2015

ny.jpg

1. Ten amigos! Sobretodo aquellos que son optimistas y alegres.

Si en esta vida me siento afortunada y rica es gracias a toda los amigos que he cultivado y logrado a lo largo de mi vida. El amor de los amigos y su energía positiva imprime optimismo a tu vida. Sé detallista y constante con la gente que quieres. Las amistades son tan especiales y duraderas como la familia. Hay amigos y amigas tan cercanos como hermanos que siempre estarán allí para tí en las duras y las maduras. Sus consejos y apoyo te harán lucir más alegre, confiada y llena de luz.

2. Aprecia cada vez que la vida te sonríe

En medio del corre corre de nuestra cotidianidad olvidamos a diario agradecer los pequeños regalos de la vida que suceden más seguido de lo que creemos. Una sonrisa espontánea de un ser querido, compartir una deliciosa taza de café, un positivo mensaje de texto, un amanecer lleno de luz, la lluvia que riega un campo seco, un lugar para parquear el auto. Vivir el día al día, apreciar estar en el presente te evita amarguras del pasado o expectativas del futuro que aún no llega. Toma minutos de tu cotidianidad para respirar y da gracias siempre a todo y a todos.

3. Cuenta tus bendiciones!

Quienes se enfocan en sentimientos positivos de apreciación y gratitud mantienen su salud física y mental en excelentes condiciones, contrario a aquellos pesimistas que se quejan a diario. Quieres un ejercicio simple que te ayudará a ser más agradecido? Cada mañana o noche escribe tres bendiciones que recibiste en el día o durante momentos recientes. Te prometo que en menos de seis meses tu depresión o inseguridad va ser mínima! Ese diario será la prueba de que lo positivo marca tu vida.

4. Si eres activo en redes sociales apoya causas benéficas

Hazte el propósito de seguir en Twitter, Facebook o Instagram al menos cinco organizaciones que se dediquen a contribuir a la educación, la salud, la alimentación o bienestar de tu comunidad. Involúcrtw de alguna manera y pasa la voz! Hay tantas opciones en las cuales podrás ayudar a regar la voz y a participar en programas caritativos que cada vez que lo haga sentirás que al dar y ayudar a los demás todos tus "problemas" se disminuyen mientras tus bendiciones aumentan.

5. Gasta tu dinero con inteligencia

Una encuesta reciente realizada entre dos grupos de personas a quienes se les entregó dinero para gastarlo únicamente en sí mismos o en los demás, demostró que quienes invirtieron en sus seres queridos o incluso en sí mismos en cosas, programas o servicios que enriquecieron su alma se sintieron más orgullosos, satisfechos y felices quienes desperdiciaron su capital en nimiedades. Invierte en tí y en quienes te rodean. El dinero no compra la felicidad pero bien utilizado enriquece tu vida!

6. Sé la mejor versión de tí mismo

Identifica tus virtudes! Todos las tenemos. Honestidad, optimismo, tezón, valor...son tantas que si las aplicas para convivir con quienes te rodean en tu familia y ambiente laboral descubrirás el propósito esencial de la vida. Al guiarte por tus cualidades y no por tus defectos serás un experto en "inteligencia social" agradarás y conquistarás tu entorno y de paso aprenderás a amarte cada día más. Sin una buena dosis de amor propio nada tiene sentido.

7. Enfócate en el largo plazo

Esmérate por encontrar un balance entre las satisfacciones cotidianas de la vida: comer rico, disfrutar un cine o un tratamiento de spa...y aquello que a lo largo de tu vida te traerá grandes recompensas: tu pensión de ahorros, estudios profesionales, apoyo a causas benéficas, cuidar a tus seres queridos. Todo aquello que contribuya a rodearte de paz interior y de amor te convertirá en un ser más rico espiritualmente, más sabio y más feliz.