Guerreras de la vida

pink_ribbon.png

En este mes de Octubre dedicado a la lucha contra el cáncer de seno todos podemos poner de nuestra parte para ayudar a erradicarlo! Contar historias de vida que ennoblecen es mi aporte.

Vivo agradecida de no haber visto muchos casos cercanos de esta terrible enfermedad pero también he tenido la fortuna de conocer a cuatro mujeres fabulosas que con su ejemplo de vida han llenado la mía de amor y fortaleza mientras han luchado para vencerla.

Hoy son más que sobrevivientes, son íconos de luz, de esperanza y empuje. Su energía me ha contagiado para apreciar cada segundo que respiramos sobre esta tierra, para ver los problemas como oportunidades, para soñar sin límites, para creer en imposibles.

Este es un pequeño tributo a su energía, a su espíritu y su cariño.

 

Vivian Calvo

vivian calvo 1.jpg

 "Miss Vivian", tan coqueta y femenina como la "Pretty Woman" de mi película favorita, es una de mis mentoras más queridas. Su llamada cuando asumí el cargo como editora de belleza de People en Español para darme la bienvenida fue un gesto típico de su señorío, amabilidad, alegría y profesionalismo. Esa es su esencia y desde entonces no hemos perdido nunca el contacto. Siempre dispuesta a apoyarme en mis proyectos la he visto superar el cáncer de su hija y luego el suyo propio sin descuidar un ápice de su esencia, su alma o su apariencia. Nunca ha habido límites de tiempo, ni quebrantos de salud para no atender a sus seres queridos, su trabajo y sus amigos.
Su pasión como periodista y relacionista pública durante más de una década para las prestigiosas marcas de Estée Lauder es contagiosa e inagotable. Recibir sus consejos de belleza y de vida es un verdadero lujo. Siempre con respeto, su voz penetra y cala a fondo.
Bajo su mando he llegado a aprender como nadie de cremas de ojos, de sueros milagrosos para regenerar las células, de labiales y tonos adecuados para cada tipo de piel, y a valorar la luz mágica que las perlas aportan al rostro...pero más que nada a creer en la fuerza femenina, en la voz interna que me repite: "Tú puedes!". Gracias a su fé ciega en mi talento he emprendido nuevos horizontes y hoy su apoyo me sigue dando alas para volar.

 

Camila Venegas

Mi prima hermana, mi compañera de juegos, mi confidente. Su ternura y generosidad brillan más allá de sus ojazos verdes y su sonrisa sincera.  A su lado siempre me siento joven, vivo la vida sin límites de tiempo, no hay números, días o segundos que definan la libertad de nuestro espíritu.
Ha sabido superar el cáncer de seno en su primera etapa hace varios años y recientemente en una segunda recaída con una
entereza de hija, esposa y madre que nos ha hecho a todos los que la rodeamos crecer y madurar para ser dignos de su compañía y valorarla como se merece. Es un alma vieja, con templanza de mujer vencedora pero con risa de niña pícara.
La he visto perder su frondosa melena castaña, esa que siempre he envidiado, sin melodramas, intercambiando resuelta pañuelos de colores para cubrir su cabeza recién rapada sin soltar una lágrima, asumir sus tratamientos y cirugías como parte del camino hacia la recuperación y la vida, cuidar a sus hijos con devoción y educarlos con esa misma gentileza, sabiduría y finura que brota de su esencia sin que ella misma se percate de su infinito valor.
He aprendido con su lucha que esta era necesaria para ayudarle a marcar con ahínco su huella en este mundo. Ahora anda con paso firme y resuelto, ahora sabe que todo lo merece, ahora es ella misma, más que siempre: dulce, resuelta, sincera, serena, imprescindible.

 

Adamari López

adamari lopez lucha contra el cancer.jpg

Dios le dió un cascabel en su risa para llamarnos a todos la atención. "Hay que gozar el momento" "Hay que sonreirle a la vida" parece decir cuando estalla en sonoras carcajadas que alegran el día a cualquiera que la escucha y que son su amuleto para desafiar el destino.
Durante diez años como parte del equipo de People Español viví de cerca su batalla contra el cáncer. Su humanidad, su tenacidad, su esencia femenina siempre conquistaron mi corazón más allá de su fama de estrella. Hoy tengo el gusto de compartir en Un Nuevo Día su caluroso abrazo en esas mañanas en las que tengo el privilegio de trabajar a su lado.
Cada vez más fuerte, más digna, más mujer y más resuelta sigue dueña de su destino y su manantial de alegría venga lo que venga es inagotable.
A su lado es imposible rendirse, protestar o quejarse. Adelante! Siempre adelante con ese ángel que jamás la abandona y extiende su bendición a quienes la rodean.

 

Lorena Rojas

lorena rojas-73.jpg

Es sensualidad pura con nombre de mujer. Hace tal vez ocho años la conocí en una sesión de fotos para los 50 más bellos de People en Español y desde que la ví posando con gracia y aplomo admiré no solo su belleza externa y su piel canela sino el fuego interno que brillaba en su mirada. Siempre ha tenido para mí un cálido saludo en cualquier evento en que nos encontremos y entrevistarla es un verdadero gusto.
Su determinación inquebrantable y sus ganas de vivir le han permitido lidiar contra esta enfermedad con una fuerza extraordinaria. Incluso el verano pasado se presentó en San Antonio para acompañar a la revista en su Festival y no hubo un sólo atisbo de dolor físico que opacara su sonrisa.

En marzo pasado tuve el honor en Fashion Week Miami de ser presentadora anfitriona durante el desfile benéfico a nombre de Live Strong fundación de la cual es dedicada embajadora. Todas sus amigas vestimos de amarillo pero ninguna a pesar del impactante tono logró irradiadar belleza, confianza y poderío como lo hizo Lorena. Su luz trasciende las barreras de este mundo.