Cómo ser una buena anfitriona para la Navidad

xmas-KIKA-ROCHA-navidad.jpg

El arte de ser un buen anfitrión/a se basa en cualidades como la cordialidad, la hospitalidad, calidez, encanto, amabilidad y siempre hacer que tus invitadoss se sientan cómodos y bienvenidos.

 

Responsabilidades de anfitrión/a:

  • Siempre saluda a los invitados en la puerta.  
  • Inmediatamente tomar los abrigos y ponerlos o cuélgalos en una área o sala reservada.
  • Si te han traído regalos, sigue el mismo procedimiento que con los abrigos.
  • Presenta a los invitados que llegan, a los amigos que ya están en la fiesta.
  • Asegúrate que todos estén servidos y tengan a alguien con quien hablar.

 

Tarjetas de Navidad:

Una tarjeta tradicional por correo a la familia y amigos será mucho más apreciada que un simple correo electrónico.

Vuelva a regalar:

Debes tener mucho cuidado a la hora de reciclar los regalos no deseados. Si no estás seguro/a de quien te lo dio, compra uno nuevo, no vaya ser que te equivoques y se lo estés dando a la misma persona que te lo regaló la Navidad pasada!!

Invitados:

Planifica una lista de invitados de gente compatible.

Invitados impuntuales:

Espera 15 minutos... si no han llegado, empieza sin ellos.

Espíritu festivo.

Si estás desanimada/o. nunca dejes que tu falta entusiasmo arruine la diversión de todos los demás, sobre todo si hay niños alrededor!

 Regalos

A la hora de recibir un regalo siempre reacciona con sorpresa y alegría, no importa lo que te hayan dado. Recuerda que esta persona ha invertido su tiempo para elegir y envolver un regalo para ti!

Cartas de agradecimiento

Las cartas de agradecimiento por la hospitalidad y los regalos deben ser enviadas con prontitud para ser recibidas por la segunda semana de enero.

Bebida

Si un invitado ha tenido demasiado a beber quítale las llaves del coche! Siempre puedes encontrar quien lo acerque a su casa, sino... llama un taxi!.

Unos consejitos más...

Fiesta de Navidad en el lugar de trabajo:

Conserva tu profesionalidad, se cauteloso de excederte y no hagas nada de lo que te puedas arrepentir al día siguiente.

Besos Festivos:

Nunca se niega un beso festivo, pero recuerda que el beso del muérdago es estrictamente de mejilla con mejilla!